lunes, 10 de agosto de 2015

trabalenguas para niños

Por los mares de la China,
de la China de Pekín, 
una china chincha mucho 
con un junco chiquitín.
Al que pilla le machaca
y le chafa el peluquín
y le pincha con chinchetas
y le roba su botín,
o le plancha los chichones
mientras choca so chinchín.

En un juncal de Junqueira,
juncos juntaba Julián.
Juntase Juan a juntarlos
y juntos juntaron más.


Si la bruja desbruja al brujo
y el brujo a la bruja desbruja,
ni el brujo queda desbrujado,
ni el brujo desbruja a la bruja.


Papá ornitorrinco y
sus cinco ornitorrinquitos
recorren rincones sequitos.


Ahí donde digo digo, no digo digo, digo Diego.
Ahí donde digo Diego, no digo Diego, digo digo.



El amor es una locura que nadie la cura, 
pero si el cura la cura es una locura del cura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada